El cabeza de mil familias

Ha pasado toda la vida en la empresa que este año cumple un siglo y que da trabajo de forma directa e indirecta a un millar de personas

Entrevista

Juan Romero. Presidente de Herogra

Los números de la empresa familiar Herogra apabullan. Tiene mil personas empleadas de forma directa o indirecta, este año cumple un siglo de vida y su presidente, Juan Romero, empezó a trabajar en ella con diez años. Su padre le llevaba a las oficinas los fines de semana y a las convenciones y banquetes y fiestas de empresa cada vez que tocaba. Con sesenta años a sus espaldas, Juan Romero, presidente de Herogra, lleva toda su vida dedicado en cuerpo y alma a esta empresa familiar que empezó en 1916 con doce empleados y en la que hoy tiene 162 empleados directos, a los que hay que pagar la nómina mensualmente.

Luego cuenta con todos los indirectos que genera Herogra. En logística, por ejemplo, hay 350 transportistas. Y ya en el campo están los aplicadores de sus productos. Y también hay que contabilizar a todas las personas que trabajan en su extensa red de distribución, los que suman otros ochocientos o novecientos. Así que, todos sumados han pasado de los doce de 1916 al millar para celebrar un siglo de existencia.

Y, claro, toda la responsabilidad pende sobre los hombros de Juan Romero, que cada día tiene que lograr que la empresa de abonos, porque son fertilizantes para el campo lo que fabrican y venden, funcione como un reloj, capee la crisis, haga frente a la competencia e innove para inventarse  productos únicos que los diferencian los hacen únicos en Andalucía y en España y les permite llegar a 51 países.

Son cuatro las generaciones de esta saga familiar

Esto convierte a Juan Romero en el cabeza de mil familias, por eso, dicen, tiene todo el pelo cano, por la responsabilidad. Y porque sabe, como recordó en la comida de Navidad de la empresa, «que lo mejor que tenemos en esta empresa son las personas». Y todos cobran con puntualidad todos los meses y desde hace cien años. Como mérito no es poca cosa, desde luego, «porque cuesta un trabajo enorme», cuentan los que trabajan codo con codo con él en las oficinas ubicadas en el Polígono Juncaril. Esta firma atesora cuatro generaciones. El abuelo de Juan eran once hermanos y la fundo el hermano mayor. Su padre era el menor, así que entre ambos hay edad más que suficiente para que mediara una generación completa. Luego sigue el propio Juan y la cuarta generación es su hijo que con 33 años ya trabaja en la empresa y se está preparando para tomar las riendas el día que sea necesario.

Es decir, la primera generación es el tío del actual presidente, que se llamaba igual, Juan Romero, que empezó en 1916. Sigue el padre de Juan Romero, Hermenegildo Romero Granados, de donde sale el acrónimo Herogra. Sigue él mismo y continua la saga familiar su hijo, Juan José Romero.

Juan RomeroComo se aprecia en la fotografía, Juan Romero se conserva de maravilla. Lleva corbata granate con motivos, camisa de color azul elegante, chaqueta azul oscuro con cremallera que luce el logo de Pedro del Hierro en una de las mangas. Las gafas llevan monturas doradas pero no esconden unos ojos azules intensos y vivos. Y una mirada limpia.

Juan estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Granada. Su pensamiento era ser militar, le gustaba en aquél entonces aquello de ser jurídico militar. Pero qué una recomendación de su padre empezar en la empresa y ahí se quedó. Estudiaba primero de Derecho y ya estaba enfrascado en las tareas de Herogra.

Si de algo está orgulloso es del proceso de I+D que empezó en 1992

Su padre era serio, riguroso, estricto, y le hizo pasar por todos los negocios y empleos de la empresa: de niño de los recaudos a logística en los almacenes, en contabilidad en la administración de la empresa y, por fin, le pusieron como comercial. De ahí pasó a ser director comercial y gerente, que me nombró mi padre que era presidente. Era 1992 cuando dejaron de ser tienda y empezamos a ser fabricantes. Se abrió un proceso de Investigación + desarrollo (I+D), del que Juan está especialmente orgulloso.

Proceso de selección

Una anécdota recorre los pasillos de las oficinas; es el especial proceso de selección que sufrió Juan de su propio padre para ser elegido de entre los seis hermanos para llevar con el tiempo las riendas del negocio. Se cuenta que desde que estudiaba en los Maristas en Párvulos ya venía todos los días a la oficina y su padre me llevaba a todos los actos. Hay una foto muy graciosa en la que está en el Hotel Palace en la recepción con una empresa de EE. UU. Y solo tenía 12 añitos.

Digamos que su padre, desde muy temprana edad, ya le veía como sucesor en el negocio. Un acontecimiento decidió su destino para siempre. Volvemos a Párvulos en los Maristas. El hermano Crispín, una institución, le dio las notas que entonces eran unas cartulinas con colores para los aprobados, los suspensos, los notables y los sobresalientes, y le pusieron unas notas regulares. Cuando Juan se las enseñó a su padre este le llamó la atención, su respuesta fue antológica: «Es que al hermano Crispín se le han acabado los azules», que eran precisamente los sobresalientes.

Fue este hecho, dicen, el que le llevó al padre de Juan a darse cuenta de que estaba ante un negociador en ciernes y en optar por su retoño para prepararlo y dirigir la empresa. Ha pasado medio siglo de esta anécdota y la empresa va a cumplir un siglo. Y están todos de acuerdo, van a seguir otro siglo más innovando.

Mientras esto ocurre, Juan verá cumplir uno de los sueños de su vida, ya que ha sido nombrado Rey Melchor en la cabalgata que como todos los años recorrerá las calles de Granada el 5 de enero. Se ha comprado unas lentillas porque los Reyes Magos no llevan gafas, y se está preparando para tres horas de repartir caramelos con el brazo. Será feliz.

Artículo publicado en el diario IDEAL de Granada el 2 de enero de 2016.
JAVIER F. BARRERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s