“Creceremos un 10% y prevemos alcanzar las 500.000 toneladas de fertilizantes”

Mercados 21 entrevista Jaime Abad, gerente de Herogra. Mercados21 es el portal de noticias para conocer la información estratégica de las empresas españolas, pymes, multinacionales y los sectores en los que operan

Eso de que veinte años no son nada no deja de ser una letra de canción, una frase con más éxito de marketing que de verdad. Al menos no aplica en el mundo de la empresa y, sobre todo, cuando hablamos de una empresa centenaria. Herogra, grupo granadino de referencia en fertilizantes, celebra este cumpleaños tan especial.

Con su ingreso en el selecto club de las empresas centenarias de España, y como 100 años no se cumplen todos los días, hablamos con el gerente de Herogra Fertilizantes, firma matriz del grupo, Jaime Abad. Y nos cuenta los valores que llevan a esta “joven” pero experta corporación a tener más futuro que pasado.

Pocas palabras pueden calificar la trayectoria de Herogra. Nada más adecuado que considerarlo como hito empresarial. ¿Qué es lo que de veras ha hecho posible que estemos hablando del centenario de la compañía?

Herogra, siendo lo que ya es hoy, no ha dejado de ser una empresa familiar. Apostando y consolidando los valores que sustentan a una empresa de este tipo. Valores como el trabajo, la constancia, la dedicación y la innovación han sido y son hoy los que guían al grupo. Y nada de esto hubiera sido posible sin el liderazgo y la implicación total y absoluta de la familia Romero.

Sí, pero muchas otras empresas familiares han naufragado por eso mismo, por no dejar en cierto momento de ser familiares.

Lo mejor de los valores de una empresa familiar no está reñido para nada con la profesionalización. Y eso es lo que se ha producido en Herogra a lo largo de su trayectoria. En todo momento se ha apostado por la profesionalización continua, y la mejora y evolución de la compañía. ¿Y cuál ha sido el motor que ha hecho posible esta transformación? El empeño y afán por aportar valor, por innovar y por avanzar.

La preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad levantó las alarmas sociales y de la administración sobre el uso de pesticidas y fungicidas en la agricultura hace unos años. Aunque la empresa está centrada en otras áreas de la nutrición vegetal, ¿cómo ha afectado esta circunstancia al negocio de la compañía y, en general, a la imagen del sector?

En mi opinión, no ha sido tanto una presión social, al menos no lo detecto así, como que hay una legislación y regulación que debemos cumplir en toda nuestra cadena de actividad. Desde la producción, al transporte o la seguridad. Una normativa que en Herogra no sólo cumplimos, sino que observamos de manera muy escrupulosa, y a la que, en muchos casos, nos anticipamos porque el desarrollo sostenible es una de nuestras apuestas estratégicas. Invertimos, investigamos e innovamos en la creación de productos que sean respetuosos con el medio ambiente. Somos los primeros interesados en la protección del medio natural.

La compañía ha facturado más de 98 millones de euros (más de 160 contemplando todo el grupo) y emplea a 150 personas y genera alrededor de 500 puestos de trabajos indirectos. ¿Qué previsiones maneja la empresa para este año tanto en volumen de actividad como de empleo?

Hemos apostado por la calidad y la especialización en nuestra actividad y en la diversificación geográfica. Esta política empresarial está siendo positiva. De modo que prevemos para este ejercicio un crecimiento de alrededor del 10% en nuestro volumen de negocio. Tras el varapalo que supuso el año 2008 para el sector, lo cierto es que ya hay de nuevo una senda alcista en la actividad a nivel nacional. El agricultor vuelve a hacer uso de la materia prima. Por lo tanto, vemos el corto y medio plazo con optimismo. Hemos cerrado 2015 con 450.000 toneladas de fertilizantes, y para este año prevemos llegar al medio millón. A lo que también contribuye nuestra actividad creciente de exportación a otros mercados a través de Herogra Especiales. En cuanto al empleo, también prevemos la incorporación de nuevos profesionales gracias al desarrollo de nuestros nuevos proyectos.

¿Qué perfiles componen la plantilla de la empresa?

Somos una empresa con una media de edad joven. Y esto tiene mucho que ver con nuestra trayectoria. Con el hecho de haber llegado hasta aquí. Tenemos un firme compromiso con el empleo y con nuestro entorno, respaldando iniciativas que contribuyan a la preparación y formación de las personas. Combinamos juventud y experiencia. Desde personas que ya llevan más 40 años en la empresa, a jóvenes recién titulados pero con una altísima cualificación. Mantenemos acuerdos con la Universidad de Granada tanto para la captación de profesionales como de programas de investigación y desarrollo. Formamos un equipo multidisciplinar integrado por químicos, informáticos, agrónomos, expertos en diseño y marketing, y operadores y técnicos con un gran compromiso y motivación.

Uno de los proyectos más destacados es la construcción de la nueva planta de abonos cristalinos. ¿Qué inversión supone la nueva instalación y cómo va a contribuir a las nuevas líneas de negocio de la compañía?

Esta nueva planta, que comenzó a construirse hace apenas tres meses, está ubicada en Albolote, en la provincia de Granada. Estará finalizada para finales de este año y cuenta con una inversión de cinco millones de euros. En ella aplicamos tecnología innovadora para la producción de abonos cristalinos, es decir, abonos solubles altamente eficientes destinados a riego por goteo. De esta forma podremos darle un servicio de calidad y excelencia al mercado y, de forma especial, a la zona de Almería y el Levante.

La I+D+i se ha convertido en una de las señas de identidad de la empresa dentro del sector. De los proyectos en marcha en este capítulo ¿cuáles son los más destacados?

Para Herogra reinvertir nuestros beneficios en la compañía es algo connatural, genético. Así que podemos decir que para el grupo la I+D+i no es ni mucho menos una moda, algo que estemos haciendo desde hace poco tiempo, sino que está en nuestro ADN. Hay ejercicios en los que llegamos a invertir entre tres y cuatro millones de euros a esta labor. ¿Y por qué? Porque nos ocupamos de las necesidades de los agricultores y tenemos una actitud permanente de anticipación a las demandas, de aportar soluciones nuevas al campo respetando en todo momento el medio natural. Cito un ejemplo concreto. Hemos trabajado en el desarrollo de una molécula, inhibidor de la ureasa, que incorporamos a una amplia gama de abonos nitrogenados, y conseguimos minimizar las pérdidas de nitrógeno en forma de amoniaco gas que pueden llegar a ser de hasta el 40%, ofreciendo al agricultor fertilizantes en base a Nitrógeno Estabilizado Optimizado (NEO). Esto permite reducir las dosis, al disminuir de forma drástica las pérdidas, lo que supone un importante ahorro de costes, se gana en eficiencia y se incrementa la protección ambiental.

La internacionalización es una de las apuestas de crecimiento importante para el grupo. Ahí está el ejemplo de Nicaragua. Concrétenos el paso dado en el país centroamericano, y qué otras áreas o zonas pueden ser de interés para Herogra a corto y medio plazo.

En la actualidad ya tenemos presencia en 51 países por medio de distribuidores locales. Nicaragua es verdad que supone un nuevo hito en el proceso de internacionalización de la compañía al contar con una sede propia. Paso que viene precedido de una fructífera relación previa con un socio local. Nuestra presencia en este país nos va a servir como base de desarrollo y proyección a otros países de la región latinoamericana. Tampoco descartamos llevar a cabo un movimiento similar en Chile próximamente.

Estamos inmersos en profundos cambios prácticamente en casi cualquier tipo de actividad, y ello gracias al impacto de las tecnologías. ¿Cómo incorporáis este aspecto en la compañía?

Esta es una vertiente fundamental para Herogra. La tecnología está inserta en cada uno de nuestros procesos. Hemos alcanzado un elevadísimo grado de automatización en toda nuestra cadena de actividad. Y lo hemos hecho con recursos propios y con un formato propio. Es decir, producimos en función de nuestro propio sistema tecnológico, lo que nos aporta un gran valor diferencial. De hecho, poseemos una base de datos que compila más de dos millones de referencias, y que llamamos el Heromecum.

Desde un punto de vista más amplio, en su opinión, ¿cómo será la evolución del sector agrícola en los próximos años, un sector que debe ir parejo al desarrollo de otros sectores y segmentos de actividad? Y, sobre todo, un sector que ha de optimizar muy bien los recursos habida cuenta del crecimiento de población y de los niveles de calidad de vida a escala global.

Precisamente la tecnología juega a este respecto ya un papel esencial. El agricultor cada vez es más exigente, posee mayor conocimiento en todos los niveles de la actividad, y eso repercute en una mejor trazabilidad de los productos, en mayor eficiencia y profesionalización. Se gana, por tanto, en calidad y seguridad. Dando pequeños pasos, entre todos contribuimos a un desarrollo más equilibrado y sostenible en la medida de nuestras posibilidades.

Escrito por Javier Flores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s